11 octubre, 2018

Villa Reynols

Por Av. Jorge Newbery, su amplía arboleda se destaca camino a la V Brigada Aérea, orgullo de nuestra ciudad y cuna de los Halcones, pilotos que se desempeñaron, con destacado valor, en el litigio de Malvinas en 1982.

V Brigada Aérea “Cuna de Halcones”

La historia de la V Brigada Aérea tiene sus raíces en el Ejercito Argentino. Finalizando el siglo XIX, Villa Mercedes fue elegida para estar al servicio de la Nación, instalándose en estas tierras un campamento militar que se convertiría en un factor de progreso para la ciudad y la región.
El 16 de Agosto del año 1895 el Gobierno Nacional creó por decreto una división de artillería y dispuso su acantonamiento en Villa Mercedes.
El 8 de octubre de 1938 se creó la Base Aérea Militar de “Villa Mercedes” la cual pasó a denominarse Base Aérea Militar “Coronel Pringles” a partir del 22 de noviembre de 1939, en homenaje al héroe puntano inmortalizado en el combate de Chancay.

El 24 de abril de 1940 el Regimiento Aéreo Nº 1 de “El palomar” mudó su asiento a Villa Reynolds al facilitarse, por parte de Juan Jorba y Cia., la utilización de su campo privado para prácticas de bombardeo.
El 27 de noviembre de 1942 comenzó a funcionar la Escuela de Pilotos Militares operando con aviones Focke-Wulf 44J, A.E. M.O.e 1 y 2 y North American NA- 16P. La inconveniencia de operar en la misma pista que se utilizaba para la instrucción de los alumnos fue determinante para que el regimiento Nº 1 regresara nuevamente a El Palomar.

La V Brigada Aérea despliega regularmente sus medios aéreos a distintos puntos del país para custodiar el espacio aéreo de jurisdicción nacional. Conforma para ello Escuadrones Aeromóviles con capacidad para operar en forma autónoma.
El personal de pilotos, especialistas de equipos de supervivencia, bomberos, médicos, ingenieros, mecánicos y especialistas de mantenimiento y armamento conforman un equipo indivisible. El Éxito de la misión será la consecuencia directa del profesionalismo y eficiencia de cada uno de sus integrantes.

La patria es espíritu. Ello dice que el Ser de la patria se funda en una acumulación de valores, con los que se enlaza a los hijos de un territorio en el suelo que habitan.
Ramiro de Maeztu